miércoles, 3 de noviembre de 2010

Puertas abiertas: un dormitorio con clase


(Artículo publicado en Decoesfera)

El dormitorio que tenéis sobre estas líneas es lo que yo considero un dormitorio con clase. Es bastante clásico en su planteamiento y, aunque incluye detalles modernos, no arriesga mucho. Hoy quiero compartir con vosotros las claves de este tipo de decoración que harán de cualquier ambiente un rincón con clase, cosa que suele ser un acierto si no os pasáis recargando los adornos.

Observad cómo las paredes se han vestido con un papel pintado de rayas blancas y grises que no recargan la vista pero añaden un ambiente acogedor a la estancia. Además, la pared del cabecero se ha cubierto con un visillo que le da un aire romántico al conjunto, aunque no tengo claro si detrás del mismo hay una ventana.

El suelo sigue con la tendencia al blanco y una alfombra lo cubre por completo creando una atmósfera cálida. Observad cómo se ha jugado con distintos tonos de blanco en toda la estancia y la única concesión al color es el diván amarillo que tenemos en primer plano. Las cortinas de lunares añaden un toque juguetón aunque no dejan de destilar
clase.


No hay comentarios:

Páginas vistas en total