viernes, 5 de marzo de 2010

Decorando con colores vino

(2 tonos)

Si estás pensando en cambiar el color de las paredes de tu casa por un color atrevido y sofisticado, una opción es escoger una paleta inspirada en tonos vino, que son tanto cálidos como fríos. Aquí algunos consejos.

Elige dos tonos

Dos tonos púrpura dan a esta sala una sensación vibrante y los muebles tapizados en tonos neutros dan equilibrio a esta animada pared.

Relajante y sofisticado


Un suave tono ciruela es menos discordante que algunos otros matices de púrpura, y adecuado para un elegante dormitorio. Limita ese color solo para las paredes e intenta poner toda la ropa de cama en blanco para darle equilibrio.

Fuerte pero cálido


La pintura roja da vida a una cocina y es una elección sofisticada cuando se combina con aparatos neutrales y brillantes de acero inoxidable. Resalta una pared con esta intensa tonalidad de rojo o se valiente y dale una mano de pintura a las cuatro paredes.

Fuerte y reconfortante


Las paredes en tonos borgoña, combinadas con tonos de madera oscura, crean una cálida y envolvente atmósfera. Una alfombra estampada y cojines decorativos en tonos coordinados refuerzan la combinación de colores. El sofá en color claro resalta entre los tonos fuertes y distrae un poco la atención de la llamativa habitación.

A la par con tonos neutros


El color púrpura de las paredes de esta cocina tiene un toque azulado que contrasta con los tonos cálidos de la madera. Una alfombra lanuda debajo de la mesa de la cocina define el área de comer. Los techos en tono blanco son una opción inteligente para las personas que se preocupan de que la pintura oscura hace que su habitación parezca más pequeña.

Un baño tranquilo


Un malva grisáceo es un estupendo tono para un cuarto de baño. Detalles en tonos vino, como el del techo y pies de la bañera, dan una agradable sensación. Las molduras de color blanco, las cortinas transparentes, y el espejo de plata alegran el espacio.

Una fuerte elección


Un cabecero en blanco crudo resalta entre la pintura en tono fucsia de esta habitación. La colorida ropa de cama con motivos florales introduce también más matices del color: naranja brillante, rosa, y un azul purpúreo. Los cuadros sin enmarcar encima de la cama dan un toque de feminidad y contemporáneo.

A la par con la madera cálida



Este color inspirado en tonos vino es cálido e intenso. El singular sistema de almacenamiento de madera luce muy bien con el púrpura y da un ambiente “vintage”. El suelo gris es un buen complemento para este fuerte tono.

Fuente: BHG

Páginas vistas en total