lunes, 4 de octubre de 2010

Macetas que iluminan y embellecen nuestro jardín


Las plantas dotan a una casa de una vida, y un ambiente asombroso. Una planta indica que sus propietarios se ocupan de su vivienda, la miman, la cuidan, están pendientes de que cada cosa esté en su sitio con cariño. Y eso llega a producir hasta ternura. Es casi, como cuando hay niños en una casa y su presencia se hace evidente desde el mismo momento en que accedes a ella.

Quienes tienen plantas porque las aprecian y disfrutan cuidándolas, regándolas, hablándoles, suelen tener el mismo cuidado a la hora de elegir los maceteros que las van a cobijar. Porque el macetero en sí, ya es un ornamento más de la casa. Algo así como un complemento cuando nos vamos vestir por las mañanas: quienes cuidan su aspecto, cuidan los pendientes, el cinturón, el peinado y que los zapatos estén impecables.








Lo más frecuente es adquirir maceteros discretos, con dibujos… Pero desde hace un tiempo, son muy habituales los polivalentes. Es decir, aquellos que además de sostener y lucir las plantas, son lámparas. Sí, sí, has oído bien. Se trata de recipientes para troncos del Brasil, potos, diefembaquia o cisos, que por la noche, también son luminarias.


En efecto, es una tendencia decorativa que, además, es muy práctica. Sobre todo en interior, donde ahorrarás espacio. Porque no nos engañemos, las grandes plantas, ocupan mucho.


Nosotros vamos a hablarte de las ideas que ofrece la firma española Vondom. Por ejemplo, la colección Llum, que ofrece una decoración moderna y de diseño durante el día, y un ambiente muy especial durante la noche. Gracias a las lámparas integradas en la parte inferior de la maceta podrás transformar cualquier espacio de tu hogar, terraza o jardín, creando un entorno armónico, relajante y cálido.



Su luminaria es estanca y permite un uso intensivo en exterior incluso en las condiciones más extremas. Además, Llum está disponible en varios colores: rojo, naranja y limón iluminados con luz blanca; y en color natural con lámpara de color blanco, rojo, verde y azul. La opción LED se acompaña con un mando a distancia para apagar y encender la lámpara y cambiar de color, tanto en dinámico como en estático. Vamos… ¡Una chulada!



Muchos preferirán una pieza más discreta. Por ejemplo, Nano Llum, variante de la colección anterior, pero en miniatura. Fabricados en resina de polietileno mediante moldeo rotacional, se caracterizan por la sencillez de sus formas.


También son perfectos para decorar los floreros. Chemistubes, una colección diseñada por la arquitecta italiana Teresa Sapey. A parte de ofrecer acabados en una gran variedad de colores mate o lacado, también te ofrece la opción de iluminación incorporada.




También nos ha sorprendido la colección Marcantonio, de la firma italiana Serralunga. Se trata de unas bases cilíndricas de gran tamaño, muy decoritas, sobre todo en exterior, y realizadas en polietileno. Están disponibles en diferentes colores y tamaños.






No hay comentarios:

Páginas vistas en total