sábado, 11 de septiembre de 2010

Hello Kitty, según Lladró


La firma valenciana de figuras de porcelana hace un homenaje a la famosa gatita y presenta sus nuevas propuestas para el otoño

Lo que era un pequeño taller se ha convertido en una empresa en la que trabajan diariamente cientos de artistas.

Las figuritas de porcelana de Lladró tienen un público muy amplio. Y por todo el mundo. Delicadas y muy reconocibles, estas pequeñas obras de arte son de esas cosas que gustan o no gustan. No hay medias tintas. Tienen admiradores acérrimos y detractores a ultranza. Pero no cabe duda de que tienen un nombre y un prestigio internacional fuera de toda duda.

Demasiado clásicas para muchos, los responsables de la firma han sabido darle un toque de modernidad (Hayón es el responsable) de la que ya hablaremos en las próximas semanas.

Pero lo que hoy nos va a ocupar es la espectacular visión que han dado en una de sus últimas colecciones de la famosísima Hello Kitty. Y como tienen claro que las cosas hay que hacerlas bien, han realizado este curioso trabajo en estrecha colaboración con Sanrio, la compañía japonesa que creó el personaje en 1974.


NAO, marca que forma parte del Grupo Lladró, ha sido la encargada de llevar a cabo este homenaje a la gatita, seguida por niños y mayores de todo el mundo. Y lo ha hecho con tres creaciones que siguen la línea de los trabajos de NAO: expresividad, líneas depuradas y mensajes positivos.

En la pieza que lleva el título de Hello Kitty, destaca la flor de porcelana que luce en el característico lacito de su tocado. Está modelada a mano, pétalo a pétalo, lo que le confiere un valor añadido. Esta creación, junto con Jugando con Hello Kitty, están especialmente pensadas para regalar a sus admiradoras más jóvenes.

Sin embargo, ¡Hello Kitty se casa! Está destinada a novios y recién casados. Porque se trata de una simpática escena con Hello Kitty y Dear Daniel (su apuesto novio, que desde 1999 la acompaña en todas sus aventuras). El ramo de Hello Kitty está formado por delicadas flores rosadas, conjuntados con su lazo.

Para los que prefieran las clásicas figuras de Lladró, la empresa valenciana presenta para este otoño un buen número de novedades. Por ejemplo, las series Búhos y ovejas y carneros en el prado, en las que se rinde homenaje a esta estación con una sinfonía de colores cálidos y naturales.

Desnudo con mantón, realizada en gres, es una figura femenina cubierta únicamente por un mantón de Manila en suave color crema, un complemento asociado generalmente a las bailaoras de flamenco.

También está realizada en gres Bella inocencia. Este material aporta calidez a las piezas por su tonalidad terrosa y su acabado mate; además, permite un variado cromatismo gracias al uso de esmaltes.

The happy seventies es una colección de piezas concebidas en los años setenta y redecoradas ahora en una propuesta innovadora que tiene que ver con la actual tendencia a revisitar los clásicos.

Vía Hola

Más información: 

No hay comentarios:

Páginas vistas en total