viernes, 2 de julio de 2010

¿Cómo organizo mi cocina?


Aprovecha al máximo el espacio y disfruta de una cocina despejada y práctica

Una cocina es probablemente la estancia de la casa que más orden necesita, sobre todo porque requiere de una higiene extrema al producirse en ella una manipulación constante de los alimentos.

Por eso, muchas veces la limitación del espacio hace que la cocina sea lo más parecido a un trastero, con cantidad de objetos por encima de los muebles, lo que da un aspecto de caos total. En la cocina, aunque no seas una experta, siempre necesitarás una gran cantidad de utensilios, muchos de ellos de gran tamaño que no caben en los cajones que están generalmente habilitados en los muebles inferiores.

Todo en orden sin ocupar espacio
El problema está además en que si lo que realmente quieres es colocar objetos decorativos, esto te resulta imposible porque no habrá lugar para ello.


Sin embargo, todos estos problemas ya tienen una solución. Los fabricantes de muebles de cocina se han encargado de crear un tipo de mobiliario que ocupa el mínimo espacio posible, pero que cuenta con una gran cantidad de departamentos para que puedas incluir en ellos todos los objetos que no quieres tener por el medio.
La ventaja además es que este tipo de muebles pasan completamente desapercibidos y nadie puede imaginar la cantidad de cosas que eres capaz de meter en su interior.

Los ambientes que están más de moda son los de estilo minimalista, un motivo más para que cuantas menos cosas haya por medio, mucho mejor.

Otra de las ventajas es que al abrir el armario, al estar organizados en diferentes departamentos, podrás encontrar todo lo que necesitas a la primera y lo tendrás todo a mano.

Existen diferentes tipos de materiales, para que sea cual sea el estilo de tu cocina pueda combinar a la perfección y no sólo consigas orden y funcionalidad, sino el máximo de estética.

Pero si quieres darle un toque tradicional a la cocina y no quieres tener ocultos todos los elementos, también puedes colocar organizadores de pared que dejarán a la vista los objetos más comunes que deben estar presentes en una cocina. Eso sí, nunca recargues demasiado las paredes, no sólo por el efecto visual, que puede resultar recargado, sino por la grasa que al cocinar se puede quedar impregnada en dichos elementos, lo que provocará que tengas que estar pendiente de forma constante en mantenerlos limpios.

Vía Hola

No hay comentarios:

Páginas vistas en total