jueves, 13 de mayo de 2010

Decorar con piedras, un toque de naturalidad para los jardines caseros



Los elementos naturales son los más indicados para decorar jardines, aquellos que son propios de la tierra son los más indicados para recrear una atmósfera llena de vida y que configure un jardín natural. Piedras y rocas son ideales para colocar en los jardines caseros, colocadas de manera sencilla pueden dar un vuelco a la imagen de tu jardín.
Configurar un paseo de piedras sobre la pradera del césped deja como resultado un bonito camino que puede conducir desde la entrada de la propiedad hasta la puerta de casa, también se pueden hacer hasta el porche u otras zonas soladas de la parcela.
Los materiales más utilizados para la creación de paseos son la pizarra, la cuarcita, el granito y el terrazo La forma más sencilla de hacer un camino de piedra es colocando las piedras sobre la pradera, solo habrá que recortar a medida los espacios que vayan a ocupar las piedras. Un truco que deja como resultado un paisaje muy natural es dejar entre medias de las piedras una franja de césped.


En jardinería se pueden emplear muchos y diversos tipos de piedras dependiendo del uso que se les quiera dar. Por ejemplo para fabricar jardineras y delimitar setos y árboles se pueden utilizar rocas de granito rocas calizas, preferiblemente de tamaño medio, alargadas pero no excesivamente estrechas.

Los materiales más utilizados para la creación de paseos son la pizarra, la cuarcita, el granito y el terrazo (aunque este es un material más artificial). Es conveniente que todos sean de escaso grosor y tengan la superficie más o menos regular.


Distintas tonalidades

En los lugares donde hace calor y las lluvias escasean es habitual el uso de distintos tipos de grava, que proceden de otras tantas clases de roca, como el granito, la lava volcánica, el cuarzo y las rocas calcáreas para cubrir el suelo, en sustitución del césped tradicional.

Los colores disponibles son muy variados, permitiendo distintas combinaciones. La lava volcánica tiene una gran gama que abarca desde el negro hasta el amarillo pálido pasando por varias tonalidades pardas. El granito puede encontrarse en color gris, negro y hasta blanco cristalino. (20 Minutos – España)

Páginas vistas en total