martes, 5 de enero de 2010

Cambie el suelo de su vivienda


Suelos de Madera

Tradicional, aunque siempre de actualidad, un suelo de madera tiene las ventajas de producir una pisada silenciosa, resultar cálido y durar casi toda la vida.

Entre todos los tipos, el que más demanda tiene es el parquet flotante. Su instalación es mucho más sencilla que la tarima maciza o el encolado y, a diferencia de los otros dos sistemas, no es necesario nivelar el suelo ni abandonar la vivienda, aunque quizás debas recortar las puertas.

Parquet flotante de roble

En cuanto al tipo de madera, las coníferas como el pino o el abeto son más sensibles a los cambios ambientales, aunque más económicas. Las tropicales (teca, doussié, wengué…) son ricas en matices y resistentes a la humedad; y las variedades procedentes de Europa o América, como el roble o el haya, son robustas y estables.


Parquet macizo de teca

Con la apariencia de la madera natural, aunque con la lámina superior sintética, los parquets laminados de última generación son otra buena opción por su dureza. También resisten bien la humedad, siempre que lleven una base de polietileno. Fáciles de instalar (igual que un flotante), no se pueden restaurar, aunque tienen unos 20 años de vida.

Parquet laminado de merbau



1 comentario:

lucas dijo...

El parquet laminado de la última foto queda muy bien. Tiene pinta de ser muy resistente.

Lucas

Páginas vistas en total